Acerca de

Cada pensamiento te absorbió,
el tedio se instaló en tu hogar interno.
La esperanza se confundió con la expectativa
y esta fue poco a poco devorando la presencia.

Tu atención se dispersó en un tono cambiante sin rumbo,
formando una mente ansiosa y gris.
Chismografía, quejas y comentarios superfluos girando alrededor,
ocultando lo importante en un arcón bien enterrado.

El conocimiento fue degradado en mala literatura de conspiración enferma,
y en gurús manufacturados de huecas sonrisas y cabezas.

La épica y el arte fueron empaquetados en fríos productos
de consumo putrefacto como sus durmientes acólitos.
El instinto atávico fue domesticado bajo el velo de lo correcto,
mientras la nostalgia salvaje va creciendo, llegando a un punto incontenible.

Cada punto de vista,
una oportunidad.
De crecer y explorar las propias libertades,
alimentado por un impulso de Kia infinito y exento de categorías.

La libertad individual es la colectiva,
Caos nunca murió,
el Dragón despierta con sólo un deseo puro.

Crezca la estrella de ocho direcciones en cada interior,
para enlazarse y crecer con sus compañeras.
La rebeldía poética regresa fortalecida tras su descanso a un lado de la sociedad,
arda el fuego mágico en cada par de ojos abiertos.